ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2019 > 2019/03 > El regreso del “secretario de Estado para las guerras sucias”

Las maniobras de la derecha dura en Venezuela

El regreso del “secretario de Estado para las guerras sucias”

Desde hacía algunos años, al diabólico Elliott Abrams le gustaba presentarse como un viejo sabio, un experto en diplomacia siempre preocupado por aportar su opinión cualificada. Ahora ha regresado: Donald Trump le ha asignado la tarea de “restaurar la democracia en Venezuela”. Si miran su hoja de servicios, los habitantes de su tierra de misión pueden tener motivos más que legítimos para estar preocupados…

por Eric Alterman, marzo de 2019

El anuncio por parte del secretario de Estado estadounidense Michael Pompeo del nombramiento del neoconservador Elliott Abrams en el cargo de enviado especial para Venezuela, el pasado 25 de enero, no ha pasado desapercibido. La prensa ha interpretado la decisión de confiar a este hombre la misión de trabajar por la caída del presidente Nicolás Maduro como una declaración de independencia de Pompeo respecto del presidente Donald Trump. En efecto, su desafortunado predecesor, Rex Tillerson –ex presidente-director general de ExxonMobil–, había esperado poder sumar a Abrams a su equipo. Pero Trump se opuso, a pesar de la presión del donante de extrema derecha Sheldon Adelson –quien parece obtener lo que quiere del presidente–. ¿La causa de ese rechazo? Abrams se había unido a otros neoconservadores para criticar a Trump durante las primarias republicanas de 2016. Hasta los esfuerzos del yerno del presidente, Jared Kushner, se demostraron inútiles: el por entonces asesor del inquilino de la Casa Blanca, Stephen Bannon, (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.