ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2019 > 2019/03 > Retrato del intelectual como soldado

Las ciencias sociales al servicio de la contrainsurgencia

Retrato del intelectual como soldado

La generación de datos sobre la existencia humana tiene consecuencias no solo sobre la vida privada, sino a veces también sobre la vida en sí. Cada vez más empresas vinculadas a los Ejércitos utilizan la información recopilada para localizar a individuos supuestamente peligrosos y, si es necesario, eliminarlos. Se reaviva una antigua fantasía de los servicios de inteligencia: predecir las insurrecciones en el seno de una población.

por Olivier Koch, marzo de 2019

Tras una pantalla, un militar pilota un dron. A miles de kilómetros de la zona de operaciones, abre fuego sobre individuos en el suelo. Esta escena ya habitual tiene lugar en Irak, Yemen o en África en el marco de la lucha contra Al Qaeda en el Magreb Islámico y contra Boko Haram.

¿Cómo detectar al enemigo? Los militares ya no apuntan a un individuo identificado por la inteligencia humana, sino a un estereotipo comportamental: una estructura de datos que define un comportamiento anormal. Si los analistas lo consideran peligroso, pueden contemplar su “neutralización”. A menudo, su identidad no se conoce antes de su ejecución. Lo que importa, ante todo, es la recopilación de pistas y datos en masa susceptibles de conformar una “firma” comportamental: ¿Qué hace? ¿Con quién se ve diariamente? ¿A qué lugares va? A continuación, programas informáticos diseñan perfiles y aíslan aquellos que se desvían de la norma.

La (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.