ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2015 > 2015/03 > Rivalidad turca en la obsequiosidad

Rivalidad turca en la obsequiosidad

por David Garcia, marzo de 2015

Por su cincuenta y seis aniversario, el presidente turcomano Gurbanguly Berdimuhamedow se regaló a sí mismo un concierto privado de la estrella estadounidense Jennifer Lopez. Esta gala siguió a la inauguración, en junio de 2013, del primer club náutico del país en Avaza, estación balnearia situada a orillas del mar Caspio. Al frente de la obra, está el muy influyente grupo turco Polimeks, que detenta los dos tercios del mercado de la construcción en Turkmenistán. Esta próspera empresa, desconocida en Europa, ha conseguido los dos contratos más importantes del país: el nuevo aeropuerto de Asjabad, con un coste de 2.400 millones de euros, y el complejo deportivo de los Juegos Asiáticos de 2017. La obra, realizada en tres etapas, reportaría 5.000 millones de euros a Polimeks. Erol Tabanca, el presidente y director general de la multinacional turca, se desvive –más aún que Martin Bouygues– por satisfacer a su socio de (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.