ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2017 > 2017/06 > Productos chinos adulterados para África

Productos chinos adulterados para África

por Jean-Baptiste Malet, junio de 2017

Este campo de tomates de 35 mu (2,3 hectáreas) se sitúa en los alrededores de Wusu, una ciudad del norte de Sinkiang, en China, a medio camino entre la capital regional, Urumqi, y Kazajistán. Entre un centenar de recolectores, en su mayoría migrantes de Sichuan y algunos uigures, una chica de 14 años levanta su hacha por encima de su cabeza y, a continuación, con un golpe seco, secciona un tallo cargado de frutos maduros. A su lado, un trabajador recoge la frondosa planta y la sacude con fuerza. Los tomates caen al suelo causando un pequeño ruido sordo. Poco a poco se van trazando líneas rojas y verdes en el campo. Con regularidad, las mujeres y los hombres se ponen en cuchillas y llenan grandes sacos de tejido plastificado. Ninguno es asalariado; por cada saco de 25 kilos, cada uno recibe 2,2 yuanes, el equivalente a 30 céntimos de (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.