ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2007 > 2007/04 > Polonia paranoica

Polonia paranoica

Editorial, por Ignacio Ramonet, abril de 2007

Las llaman “leyes de lustración”. Es decir, de purificación ritual, según el diccionario. Lo cual, en este país donde el catolicismo está clavado a la historia, no deja de tener una profunda significación de arrepentimiento y penitencia. En virtud de esta ley votada en octubre de 2006 y que entró en vigor el pasado 15 de marzo, setecientos mil polacos tendrán que confesar si colaboraron con los comunistas de 1945 a 1989. Todos los altos funcionarios, profesores, abogados, directores de escuela y periodistas nacidos antes de agosto de 1972 tienen tiempo hasta el 15 de mayo para confesar su pecado.

Todos tienen que llenar un formulario y contestar a la pregunta: “¿Colaboró usted en secreto y conscientemente con los ex servicios de seguridad comunistas?”. Tendrán que entregarlo a su superior jerárquico que lo dirigirá al Instituto de la memoria en Varsovia. Este Instituto verificará en sus archivos y entregará un certificado (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.