ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2008 > 2008/11 > Palestina, el sufrimiento como identidad

Hacer de las derrotas una victoria

Palestina, el sufrimiento como identidad

A sesenta años del nacimiento del Estado de Israel, el sionismo ha sido bien estudiado. No es el caso de la identidad palestina, construida, a diferencia de otros nacionalismos árabes, en base a sucesivos fracasos. El éxito de Israel contrasta con la irresolución de la “cuestión palestina”, sometida a los avatares de la descolonización del siglo XX.

por Andrés Criscaut, noviembre de 2008

¿Quiénes son, qué creen ser y cómo son vistas esas personas que se denominan “palestinos”? Para los ciudadanos occidentales, cuya larga tradición de sistemas estatales fomenta y sostiene identidades (escuelas, museos, fechas patrias, etc.) es difícil entender que para un palestino su identidad es mucho más compleja, móvil y simultánea (árabe en algún contexto, musulmana o cristiana en otro, de Naplús o de Jaffa, y finalmente palestina).

Lo fascinante de la narrativa palestina fue que logró afianzarse haciendo del fracaso una fuente constante de identidad, haciendo de la derrota una victoria. En ese sentido, el nacionalismo palestino no es menos real o más ficticio que cualquier otro tipo de nacionalismo, pero sí podría decirse que pudo desarrollarse “a pesar” de los otros nacionalismos de la región, especialmente del israelí y del jordano.

Al igual que todos los nacionalismos que se generaron en Medio Oriente durante el siglo XX, el palestino fue un (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.