ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2008 > 2008/11 > Pakistán, brote terrorista y crisis económica

Agitado comienzo para el presidente Asif Alí Zardari

Pakistán, brote terrorista y crisis económica

Pakistán, que acaba de salir de cerca de un decenio del poder militar, debe hacer frente a una serie de peligros. Cada día hay muertes en las zonas tribales, donde los civiles son víctimas de la caza tanto de los talibanes afganos como de los paquistaníes. Las relaciones con Estados Unidos no son constantes y en el plano interno, la crisis se extiende. El presidente Asif Ali Zardari, recientemente elegido, tiene que navegar entre los arrecifes. Sin embargo, las discusiones con la vecina India sobre el porvenir de Cachemira han reaparecido.

por Jean-Luc Racine, noviembre de 2008

Dos advertencias marcaron la llegada al poder del presidente electo paquistaní Asif Alí Zardari el pasado 9 de septiembre. El 3 de septiembre, por primera vez desde el lanzamiento de la “guerra contra el terrorismo”, iniciada en Afganistán en octubre de 2001, comandos estadounidenses transportados en helicóptero desarrollaron una operación terrestre en la región del Waziristán Sur, una de las siete agencias en que están divididas las zonas tribales paquistaníes, las FATA (territorios tribales bajo administración federal). El 20 de septiembre, un atentado suicida en el centro de Islamabad dejó más de cincuenta muertos entre las ruinas del hotel Marriott, lugar de encuentro de la alta burguesía paquistaní y de los visitantes extranjeros. Esta espectacular acción se inscribe en la ola de atentados lanzados luego de la sangrienta toma de la Mezquita roja de Islamabad, en julio de 2007. El mismo día de la elección presidencial, el 6 de septiembre, (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.