ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2008 > 2008/11 > Carambola asiática para la industria del automóvil japonés

Competencia encarnizada con China y la India

Carambola asiática para la industria del automóvil japonés

El nuevo primer ministro japonés, Taro Aso, –el cuarto en diez años– ha antepuesto el refuerzo militar de su país a la crisis económica dentro de su campaña en el seno del Partido Liberal. Sin embargo, la caída de los créditos repercutirá en el consumo y afectará a la industria del automóvil. Toyota sigue siendo el número uno mundial, aunque debe hacer frente a la competencia. Pekín mejora la calidad de sus modelos, mientras que la India apuesta por los coches baratos.

por Odaira Namihei, noviembre de 2008

Durante años, el automóvil ha figurado entre los productos más codiciados por los japoneses, y los fabricantes no dudaban en ofrecerles modelos que respondieran a sus expectativas. Actualmente, según una encuesta realizada por Gulliver International, una de las compañías líderes en la venta de vehículos usados, el 44% de los japoneses considera su automóvil “un simple medio de transporte”. El apego sentimental parece haber desaparecido en beneficio de nuevos productos. Lejos quedan los tiempos en que las familias iban al concesionario a ver las últimas novedades e imaginarse saliendo a recorrer la ciudad o el campo al volante de uno u otro modelo. Indudablemente, la desintegración de la familia ha tenido algo que ver con ello, así como la crisis económica de los años 1990, la cual alteró los modos de consumo de la población que ya no cambia de automóvil con tanta frecuencia como antes.

Actualmente, según la Federación de (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.