ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2012 > 2012/07 > Otras vías para la sanidad pública

La lenta degradación del seguro de salud francés

Otras vías para la sanidad pública

Honorarios excesivos que alcanzan máximos en ciertas regiones, un desierto médico que gana terreno en las zonas rurales o en los barrios pobres... En Francia, la sanidad está en peligro. François Hollande ha prometido cambios, a la vez que preconiza una “nueva racionalización” de los gastos. Tras cuarenta años de erosión continua del sistema de atención sanitaria, ¿osará ponerle fin la ministra Marisol Touraine?

por André Grimaldi, Frédéric Pierru y Laurent Sedel, febrero de 2016

A lo largo de la historia, el sistema sanitario francés se fue construyendo sobre una tensión que ahora lo amenaza. En efecto, la Seguridad Social permitió asumir los gastos de atención médica por medio de cotizaciones, a la vez que la oferta está compuesta por una parte privada importante, para quienes pueden acceder a ella financieramente, y un componente público –el hospital– para todos los demás. Como el cuerpo médico nunca aceptó el principio de las coberturas sociales, la “carta” liberal de 1927 proclamaba cinco principios fundamentales: libertad para elegir el médico; respeto del secreto profesional; libertad para prescribir los medicamentos; control de los pacientes por parte de las cajas y de los médicos por sus sindicatos; libertad para que el médico convenga con su paciente el monto de sus honorarios. Hubo que esperar hasta 1971 para que, al término de conflictos homéricos, los sindicatos de médicos liberales aceptaran abandonar (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.