ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2012 > 2012/07 > Dos tratados para un golpe de Estado europeo

La "regla de oro" y el mecanismo de estabilidad

Dos tratados para un golpe de Estado europeo

El ministro de Economía francés, Pierre Moscovici, anunció que Francia “se abstendrá de ratificar” el pacto fiscal europeo si éste no se “completa con medidas de impulso al crecimiento”. Pero, ¿bastará la renegociación prometida para modificar la naturaleza de un texto que amenaza a los sistemas sociales y a los mecanismos democráticos europeos?

por Raoul Marc Jennar, febrero de 2016

El Tratado de Estabilidad, Coordinación y Gobernanza en la Unión Económica y Monetaria (TSCG) “podrá tranquilizar a los amigos políticos de la canciller Angela Merkel –observaba recientemente Bernadettte Ségol, secretaria general de la Confederación Europea de Sindicatos (CES)–, pero seguramente no a los millones de desocupados, trabajadores pobres y precarios en Europa, que esperan en vano un apoyo decidido por parte de las instituciones europeas. Por eso nos oponemos a ello”. La declaración de la dirigente de una organización que hasta ese momento no se había opuesto a ningún tratado europeo no era en absoluto anecdótica; su complacencia respecto a Bruselas había incluso llevado a que uno de sus fundadores, el sindicalista belga Georges Debunne, se lamentara de que la CES se convirtiera en la “correa de transmisión del empresariado europeo”.

Firmado el 1 de marzo por veinticinco Gobiernos de la Unión Europea, el TSCG –que en especial impone la “regla (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.