ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2010 > 2010/10 > Nosotros los robots

Fantasías y realidades de los autómatas

Nosotros los robots

Ningún ámbito de la ciencia y la tecnología ha alimentado tanto la imaginación como la robótica. La ambición de crear, a partir de la materia inanimada, un ser con la apariencia y los movimientos de un hombre ya fomentó la ilusión de los antiguos egipcios y griegos. En tiempos más cercanos se hizo famosa la leyenda que atribuye a un rabino de Praga del siglo XVI, Judah Loew, la creación a partir del barro del Golem, una criatura que contribuiría a la defensa de la comunidad judía. Lo cierto es que en los últimos dos o tres decenios, la robótica, más allá de las expectativas desmesuradas o de la fértil imaginación de la literatura y el cine, ha creado máquinas que, con o sin apariencia humanoide, a nuestros antepasados les habrían parecido osados desafíos a Dios.

por Federico Kukso, octubre de 2010

En los laboratorios de la Universidad de Abe­ryst­wyth, en Gales, hay un científico que trabaja ad honorem las 24 horas del día, los 365 días del año, y no se queja. Lleva a cabo toda clase de experimentos con una precisión envidiable, comprueba hipótesis tras hipótesis y realiza descubrimientos sin siquiera ir al baño.

Su nombre es Adán y, salvo por el hecho de que no tiene ni pies ni cabeza, su hipereficiencia pasaría desapercibida si no fuera por un minúsculo detalle: Adán no es humano. Es, más bien, un ser artificial, un conjunto de tuercas, metal, plástico y software bien ensamblado y engrasado, socialmente conocido con el genérico nombre de “robot”.

A su creador, Ross King, del Consejo de Investigación Biotecnológica y Biológica del Reino Unido, no lo intimida esta “cosa” con tres brazos; este objeto que maneja cámaras, sensores, centrifugadoras y pipetas; este prototipo, la primera máquina en la historia (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

P.-S.

LMD edición Cono Sur