Portada del sitio > Mensual > 2005 > 2005/08 > Mi vida de niña soldado

Mi vida de niña soldado

China Keitetsi
Maeva, 2005, Madrid.

por Manuel S. Jardí, agosto de 2005

El fin de la Guerra Fría acabó con algunos teatros de operaciones bé­licas en el mundo, particularmente en el continente africano, pero dejó en evidencia otros conflictos donde la competencia tribal ocultaba la lucha por el control y la posesión de materias primas de notable importancia estratégica para Occidente. Los procesos de globalización económica, lejos de poner fin a esta compe­tencia que proyecta acumulación de­ ­recursos, pero también reparto de poder, ha mantenido e incluso acre­­centado estos conflictos bélicos focalizados en determinados puntos de la geografía más desfavorecida, con una intensidad que impide o de­mora la intervención internacional. En este territorio de la impunidad reinan los señores de la guerra y sufren en primera instancia sus consecuencias los ya maltratados supervivientes, en su mayoría población civil.

“Mírame a los ojos, China”, fue la orden del instructor a aquella jovencísima chiquilla que, desde aquel momento lo adoptó como nombre propio. La de (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

NECESITAMOS TU APOYO

La prensa libre e independiente está amenazada, es importante para la sociedad garantizar su permanencia y la difusión de sus ideas.