ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2018 > 2018/03 > Más presión sobre el agua

Suplemento Foro Mundial del Agua realizado por la FAO (Naciones Unidas)

Más presión sobre el agua

El aumento de la población y de los ingresos medios previstos para 2050 supondrá una presión extra para los recursos hídricos, que serán más demandados por los nuevos hábitos de consumo.

febrero de 2018

El Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas estima que la población mundial alcanzará entre 8.400 y 8.600 millones de personas en 2030 y entre 9.500 y 13.300 millones en 2100, un momento en el que es posible que el crecimiento se estabilice y empiece a decaer. Por su parte, la Agencia que se encarga de la Alimentación y la Agricultura (FAO) estima que, en el último siglo, la quita de agua ha aumentado 1,7 más rápido que la población, lo que agrava las preocupaciones sobre la sostenibilidad del uso del agua. Porque el problema es que, mientras tanto, la demanda de recursos hídricos para uso agrícola, industrial y doméstico no sólo no se estabiliza sino que continúa creciendo.

Para que nos hagamos una idea, se estima que, en 2050, la producción agrícola tendrá que incrementarse en un 60% desde los niveles de 2005/2007 para cumplir con la demanda creciente de alimentos. Que crece porque desarrocrecen la población y los ingresos. Este desarrollo económico que, aunque con muchos matices, va a suceder en todo el planeta, desviará la demanda de alimento hacia la carne, el pescado y los productos frescos. Esto va a tener un mayor impacto si cabe sobre los recursos hídricos, ya que, para producir alimento, la carne y los productos frescos necesitan mucha más agua que, por ejemplo, los cereales. Esta tendencia será abrumadora para los países en desarrollo, que cargarán con alrededor del 90% del incremento de la producción global de alimento que se necesita para 2050. En estos países, la contribución a la producción global de alimento aumentará hasta el 74% en 2050 (del 67% de 2007).

La mayor parte del incremento neto de la población global entre 2015 y 2050 ocurrirá en las áreas urbanas de los países de ingresos bajos. Y este aumento de población, sumado al de ingresos medios y su impacto en el consumo y el uso agrícola del agua, hará que se incremente también la competición entre agua, energía, agricultura, pesca, silvicultura, minería, transporte y otros sectores, lo que tendrá impacto impredecible para los medios de vida y el medio ambiente. Los proyectos a gran escala de infraestructuras hídricas, por ejemplo, proporcionan electricidad a través de energía hidráulica y almacenamiento de agua para regadío, gestión de inundaciones y usos urbanos, pero pueden tener impactos negativos en el medio ambiente, en las comunidades locales y sus medios de vida.

DossierSuplemento Foro Mundial del Agua

La FAO participa en el 8º Foro Mundial del Agua, que se celebra del 18 al 23 de marzo en Brasilia, y cuyo lema pretende concienciar a la población de la importancia de este recurso natural y por qué su provisión a la población encierra costes que hay que sufragar.

DossierEl agua, «el nuevo petróleo», no tiene sustituto. Debemos actuar ya para hacer un uso sensato de la misma

La preocupación en torno a la posibilidad de que el desarrollo humano y el cambio climático estén llevando a los recursos de agua a alcanzar sus límites, ha llevado a muchos a referirse a este preciado bien con el nombre de «el nuevo petróleo».

DossierLa agricultura consume el 70% del agua dulce

Si el consumo se dispara, la gestión es inadecuada o la contaminación la degrada, el equilibrio se rompe y el agua comienza a escasear.

DossierLos retos por conseguir

La agricultura necesita grandes cantidades de agua para producir alimento, pero es indispensable que haya un uso sostenible de este recurso si se quieren conseguir los objetivos designados para 2030.

DossierMás presión sobre el agua

El aumento de la población y de los ingresos medios previstos para 2050 supondrá una presión extra para los recursos hídricos, que serán más demandados por los nuevos hábitos de consumo.

DossierLos peligros de la escasez y la polución

Hay suficiente cantidad de agua dulce en el mundo para conseguir los objetivos marcados para la agricultura en los próximos años, pero la escasez y la polución a la que se enfrenta, puede afectar dramáticamente su calidad y viabilidad. Los recursos de agua dulce son suficientes para que la agricultura consiga los objetivos marcados para 2050, si se usan las tecnologías apropiadas y se invierte (...)

Dossier¿Habrá agua para todo y para todos?

Decía Leonardo, con razón, que el agua “es la fuerza motriz de toda la naturaleza”. Es sinónimo de vida y, su carencia, de muerte.