ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2007 > 2007/02 > Los grandes museos atrapados en el engranaje de la industria mundial del (...)

Los grandes museos atrapados en el engranaje de la industria mundial del entretenimiento

Si la exportación masiva de obras de arte del museo francés del Louvre a Atlanta ha pasado desapercibida, la creación de una extensión en Abbou Dhabi ha provocado una enérgica oposición. Más de 3.000 personas han firmado la petición “Los museos no están en venta”, pues estas transferencias se inscriben en una tendencia más amplia de la transformación de la cultura en espectáculo. Con el riesgo de una degradación irreversible del patrimonio, como sucede en el palacio de Versalles.

por Philippe Pataud Célérier, febrero de 2007

Desde mediados de octubre, los visitantes de Atlanta (Georgia, Estados Unidos) pueden ver en el High Museum of Art, renovado por Renzo Piano, parte de las colecciones del Museo del Louvre. Se prevén nueve exposiciones en tres años, con un total de 142 obras que deberán cruzarán el Atlántico. Entre ellas, numerosas obras maestras firmadas por los más grandes maestros: Rafael, Poussin, Murillo, Rembrandt. “De los 14,9 millones de euros que cuesta esta operación, financiada en su totalidad por mecenas estadounidenses, el Louvre recibirá 5,4 millones. Una suma que se destinará a la renovación de las salas de mobiliario francés del siglo XVIII del departamento de Objetos de Arte del museo”, precisa Henri Loyrette, director del museo más grande del mundo. Aunque es inédito, este programa se inscribe en una política de intercambios entre museos. ¿O el Louvre no goza también de préstamos de obras importantes para sus exposiciones?

En Atlanta, (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.