ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2007 > 2007/02 > Alianza de civilizaciones

Alianza de civilizaciones

por Kofi Annan, febrero de 2007

Las corrientes del Bósforo son famosas por su fuerza y porque van en sentidos opuestos en la superficie y en las profundidades. Sin embargo, hace siglos que el pueblo turco aprendió a negociar entre estas corrientes, en la frontera entre Europa y Asia y entre el mundo islámico y Occidente, lo que contribuyó a su prosperidad. El informe sobre la Alianza de Civilizaciones señala acertadamente que la fusión de las diferencias –ya sean­ de opinión, de cultura, de creencias o de modo de vida– ha sido desde siempre el motor del progreso humano. Fue así como, en la época en que Europa atravesaba la “edad oscura”, la Península Ibérica construyó su esplendor sobre la base de la interacción entre las tradiciones musulmana, cristiana y judía. Más tarde, el imperio otomano prosperó, no sólo gracias a su ejército, sino también porque, en este imperio de las ideas, el arte y las (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.