ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2013 > 2013/05 > Los condenados de Las Palmas

MARINEROSCTIMAS DE NAVIEROS INDECENTES

Los condenados de Las Palmas

En las costas de las islas Canarias y frente a las del Sahara Occidental, marineros de los países del Este y de África, estafados por navieros insolventes o mafiosos, son abandonados sin salario tras haber permanecido meses en el mar. Lejos de las miradas, en este archipiélago situado en la encrucijada de los continentes, se organiza la ayuda mutua.

por Olivia Dehez, mayo de 2013

Sentado al otro lado de su escritorio, el capitán cubano Pedro Leyva avanza un peón en el tablero electrónico, en la luminosidad que se filtra por el ojo de buey. A su alrededor, por los pasillos, a lo largo de las escalerillas de metal y hasta el fondo de las bodegas, anida el silencio que se ovilla en el óxido, símbolo de una deserción anticipada. Amarrado entre dos buques en un dique del puerto comercial de Las Palmas, en las Islas Canarias, hace tres años y medio que el petrolero Iballa G está abandonado. Imposibilitado de saldar sus deudas con los estibadores del muelle y de pagar a su tripulación, su propietario escapó por la tangente. Y los marineros damnificados se fueron. Salvo uno. A sus 68 años, Leyva, último ocupante de un petrolero de 116 metros, llena sus jornadas a la sombra, entre los hierros, mientras aguarda el veredicto (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.