Portada del sitio > Mensual > 2020 > 2020/08 > “Lengua servil” y sociedad de sumisión

“Lengua servil” y sociedad de sumisión

En japonés es imposible dirigirse en términos idénticos a un superior y a un compañero de trabajo, o hablarle a un hermano mayor del mismo modo que a un hermano pequeño. La lengua se encastra en una sociedad vertical en la que la sumisión se ha erigido en virtud.

por Mizubayashi Akira, agosto de 2020

La crisis política que atraviesa hoy Japón es la más seria desde 1947, fecha en que entró en vigor la actual Constitución. Precisamente se trata, para los ciudadanos, de aprobar o no su revisión de acuerdo al proyecto publicado en 2012 por el Partido Liberal Democrático (PLD), que actualmente ejerce el poder. El primer ministro Shinzo Abe, que lo lidera, está arremetiendo contra los principios fundamentales de la democracia.

La Constitución de 1947 sustituyó a la del Gran Imperio del Japón (1889), bajo cuyo amparo terminó hundiéndose el país en las locuras asesinas de una guerra de agresión colonial conocida como guerra de los Quince Años (1931-1945). Los japoneses pasaron entonces de la era de los “súbditos” (o soberanía imperial) a la de los “ciudadanos” (o soberanía popular).

Este cambio de régimen, radical y profundo, se produjo a costa de la deleznable hecatombe causada por la expansión colonial del Estado militarista-fascista japonés (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

NECESITAMOS TU APOYO

La prensa libre e independiente está amenazada, es importante para la sociedad garantizar su permanencia y la difusión de sus ideas.