ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2005 > 2005/11 > Las máscaras africanas de Blair

“Líder de la lucha contra la pobreza”

Las máscaras africanas de Blair

Como reacción a la afluencia de emigrantes hacia los enclaves españoles de Ceuta y Melilla, la Comisión Europea ha propuesto una “estrategia para África”. Este plan se inscribe dentro de una serie de iniciativas, entre ellas la de la comisión ad hoc presidida por Tony Blair en 2005. No obstante, las medidas avanzadas por el Primer Ministro británico, retomadas por el G-8 en el pasado mes de octubre, no denotan ningún tipo de cambio en el rumbo económico.

por Demba Moussa Dembélé, noviembre de 2005

Lograr que la pobreza sólo pertenezca al pasado de África, gracias a un “plan Marshall moderno”: ésta era la ambición declarada por la Cumbre del G-8 realizada en Gleneagles (Escocia) entre el 6 y el 8 de julio de 2005. No se había descuidado nada para poner en escena este cambio decisivo. El primer ministro británico Anthony Blair, huésped de la Cumbre, recurrió incluso a los servicios de los músicos Bob Geldof y Bono para organizar gigantescos conciertos de sensibilización.

Semejante publicidad aparatosa no es nueva: después del lanzamiento del Nuevo Programa para el Desarrollo de África (Nepad) en 2001, florecieron discursos similares. Más aún, los países del G-8 adoptaron un plan de acción para África en la cumbre de Kananaskis (Canadá) en 2002, plan que prácticamente quedó como papel mojado. A pesar de las apariencias, la iniciativa de Gleneagles sigue siendo muy ortodoxa y la multiplicación de tales operativos traduce, (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

En este número

Todo el sumario