ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2004 > 2004/07 > Guerra contra los pobres

Honduras liquida impunemente a sus parias

Guerra contra los pobres

El 17 de mayo de 2004 y de forma sospechosa 103 jóvenes detenidos perdieron la vida en el incendio de la prisión de San Pedro Sula. Más allá de lo que revela esta tragedia, Honduras está en guerra contra los delincuentes, sobre todo con los más jóvenes y los más pobres. Al margen de la represión legal, el país se ve ensangrentado por cientos de ejecuciones extrajudiciales de niños y adolescentes: 2.125 jóvenes de 3 a 23 años fueron asesinados en estos últimos cinco años.

por Raphaele Bail, julio de 2004

“Matan a los mareros. Por la noche salen a asesinarlos. Los arrojan en los cañaverales, a veces los cuelgan o los matan con armas de fuego. Tal vez me eliminen, como lo hacen con ellos”. En una de sus últimas cartas, escrita en 2003 antes de ser abatida por desconocidos, la joven agente de policía Ana Bessy Ramírez acusa a sus colegas policías: “asesinos” y “corruptos”, son ellos los que hacen la limpieza entre los jóvenes delincuentes de las pandillas locales.

Hace más de seis años fueron asesinados Oscar Medina, de 15 años, y José Hernández, de 14. Cuando estaban reparando una bicicleta en una plaza pública de El Progreso, cinco hombres armados los amenazaron y forzaron a introducirse en un coche azul. Al día siguiente se encontraron sus cuerpos mutilados. La investigación oficial no llegó a nada. Sin embargo, el testimonio de los vecinos no deja de ser interesante: esa (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.