Portada del sitio > Mensual > 2008 > 2008/10 > Ginebra contra Lisboa

Otra Europa es posible

Ginebra contra Lisboa

por Bernard Cassen, octubre de 2008

Un anillo de 27 kilómetros de circunferencia, el “Gran Colisionador de Hadrones”, sepultado a 100 metros de profundidad entre Francia y Suiza, es la gran realización de la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN) con sede en Ginebra. Conocido por sus siglas en inglés, el LHC (Large Hadron Collider) fue puesto en marcha el pasado 10 de septiembre. Será el marco de una de las más fascinantes aventuras de la historia científica universal, puesto que su objetivo consiste nada menos que en resolver el misterio de la creación del universo y del origen de la materia. Si los resultados se concretan en los próximos años, su influencia no sólo científica, sino cultural, filosófica y religiosa será inmensa.

Tampoco será despreciable su influencia política pues el proyecto del CERN –que reúne a veinte Estados europeos y, en calidad de observadores, a Japón, la India, Rusia, Canadá, China e inclusive Estados (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

NECESITAMOS TU APOYO

La prensa libre e independiente está amenazada, es importante para la sociedad garantizar su permanencia y la difusión de sus ideas.

P.-S.

LMD en espñol