ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2016 > 2016/12 > “Está el juicio, la condena, y después... nada más”

Tímida introducción de la justicia restaurativa en el sistema judicial francés

“Está el juicio, la condena, y después... nada más”

En un momento en el que la legitimidad del encarcelamiento como única medida es cada vez más discutida, el primer ministro francés, Manuel Valls, ha anunciado la construcción de diez nuevas cárceles. Sin embargo, otras soluciones han demostrado ser interesantes, en particular aquellas que implican a las víctimas. La justicia restaurativa, a pesar de ser la principal innovación de la ley francesa de 2014, no ha contado aún con demasiada difusión.

por Léa Ducré y Margot Hemmerich, diciembre de 2016

Eran las dos de la tarde cuando Marie-José atravesó por primera vez las puertas de la cárcel de máxima seguridad de Poissy, en la región parisina. A su lado había otras dos mujeres que también habían perdido a un ser querido asesinado. Juntas se disponían a encontrarse con tres presidiarios condenados a penas muy extensas. La cárcel, un antiguo convento, se erige en el corazón del centro histórico de la antigua ciudad de Poissy. “Tengo un recuerdo grisáceo. Antes de entrar, estábamos muy locuaces. Y después, una vez que pasamos la primer compuerta, nos quedamos mudas”, cuenta Marie-José. Un funcionario de prisiones las acompaña al edificio destinado a recibir a las familias en la sala de visitas, donde hay muchas mesas enfrentadas. Allí se desarrollan los seis encuentros de aproximadamente tres horas, distribuidos a lo largo de dos meses.

Estos encuentros, puestos en marcha en 2010 a título experimental por el (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.