ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2017 > 2017/07 > Entre soberanía y ejemplaridad energéticas

Entre soberanía y ejemplaridad energéticas

por Florence Beaugé, julio de 2017

Desde muy pronto, Suecia se concienció de la necesidad absoluta, para sí misma, de adquirir la autonomía energética. Obligada a abastecerse de carbón en la Alemania nazi, vivió la Segunda Guerra Mundial como “un trauma energético” según Teva Meyer, geógrafo y profesor en la Universidad de Alta Alsacia. Durante los años posteriores a la guerra, este país nórdico decidió diversificar sus fuentes de abastecimiento explotando sus innumerables cursos de agua. Muy pronto se erigieron presas en ríos principales y afluentes. Tras el descubrimiento de importantes yacimientos de uranio en 1947, Suecia se adentró también en el ámbito de la energía nuclear. En 1964 se puso en funcionamiento una primera central de producción de calor y de electricidad en Ågestal, cerca de Estocolmo. Si bien había renunciado a la energía nuclear militar en 1968, este país neutral desarrolló un importante programa nuclear civil que conducirá a la construcción de doce reactores. (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.