ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2004 > 2004/04 > Entre París y Berlín, una alianza por conveniencia

La Unión Europea frente a un juego de poderes

Entre París y Berlín, una alianza por conveniencia

Las políticas llevadas a cabo por la Unión Europea no caen del cielo de Bruselas: son decididas por los gobiernos de los Estados miembros. De ahí la importancia de las alizanzas y del reparto de poder entre ellos. Un análisis en términos de separación por niveles entre países pequeños y grandes no da cuenta mas que parcialmente de la realidad comunitaria. Lo que, por el contrario, no es contestable, es el efecto cadena de posiciones conjuntas de París y de Berlín. Entre las dos capitales se ha establecido una alianza menos de corazón que de razón. Ella no puede más que ser reforzada por la ligera toma de distancia de Anthony Blair a la consideración de su mentor americano, y sobre todo por la derrota electoral de José María Aznar, que parece va a conducir a España a hacer causa común con Francia y Alemania.

por Pierre Béhar, abril de 2004

Un fino conocedor de la relación francoalemana, tal como surgió en la segunda mitad del siglo XX, la denominó “la Alianza incierta”. En efecto, esa relación es desconcertante: no parece haber nacido de una atracción recíproca de ambos países, parece siempre a punto de deshacerse y, siempre también, se reconstruye. Y es que responde a la vez a motivaciones circunstanciales y a razones profundas cuya historia se divide en dos períodos: antes y después de la unificación de Alemania.

Cuando el general De Gaulle retoma el poder en 1958, no es con Alemania, sino con los anglosajones con quienes primero intenta congeniar, exigiendo ser tratado en pie de igualdad con el fin de que el “mundo libre” sea gobernado, de facto, por un directorio de tres potencias: Estados Unidos, Reino Unido y Francia. Con este espíritu, el memorándum francés del 17 de septiembre de 1958 reclama la reforma de la Organización (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.