Portada del sitio > Mensual > 2021 > 2021/06 > En Gambia, tras el rastro del hedor a pescado podrido

Destruir el medio ambiente para alimentar la acuicultura

En Gambia, tras el rastro del hedor a pescado podrido

La acuicultura, desarrollada a un ritmo frenético en la década de 1990, debía resolver el problema de la sobrepesca. La mayor parte del pescado consumido en el mundo es de cría, pero es alimentado sobre todo con harina de… pescado salvaje. En las costas de Gambia, pescadores empobrecidos alimentan las calderas de esa industria infernal.

por Ian Urbina, junio de 2021

Gunjur es una localidad costera de quince mil habitantes del suroeste de Gambia, el país más pequeño del continente africano. Durante el día, sus playas de arena blanca bullen de actividad. Los pescadores tiran de sus coloridas canoas y entregan sus capturas a las mujeres, que corren a llevarlas a los mercados al aire libre. Los niños juegan al fútbol bajo la atenta mirada de un grupo de turistas que los fotografían con sus teléfonos móviles desde sus tumbonas. Al caer la noche, la actividad se detiene y las hogueras pasan a iluminar la orilla. Es el momento de sentarse y conversar. Hay quienes toman clases de percusión o de kora; otros improvisan un combate de lucha tradicional.

A escasos cinco minutos de caminata tierra adentro nos encontramos con un entorno completamente diferente: la Reserva Natural de Bolong Fenyo, que busca preservar 320 hectáreas de manglares, humedales y sabana, así como (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

NECESITAMOS TU APOYO

La prensa libre e independiente está amenazada, es importante para la sociedad garantizar su permanencia y la difusión de sus ideas.