ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2013 > 2013/08 > En Dakota del Norte las vacas pierden su cola

En Dakota del Norte las vacas pierden su cola

En Dakota del Norte, las autoridades vuelven la mirada ante los estragos medioambientales de la explotación de gas y de petróleo de esquisto.

por Maxime Robin, agosto de 2013

La granja de la señora Jacki Schilke es la única vivienda en 35 kilómetros a la redonda. Esta agricultora de los alrededores de Williston siempre se ha negado a que las compañías realicen prospecciones en sus tierras, pero varias infraestructuras petroleras se levantan junto a sus campos de pastoreo. Desde 2011, sus vacas padecen un extraño mal: adelgazan y a veces pierden la cola. Así que recurrió a las autoridades de Dakota del Norte para que estudiasen su terreno. Los inspectores que realizaron esa tarea no hallaron nada anormal.

La señora Schilke contrató entonces a un experto independiente, que en una muestra de aire tomada sobre su granja halló varias sustancias –benceno, metano, cloroformo, butano, propano, tolueno y xileno–, todas ellas asociadas comúnmente a la extracción de hidrocarburos por fracturación hidráulica, o fracking. En su pozo se hallaron también importantes cantidades de sulfatos, cromo y estroncio. En su cerebro se encontraron (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.