ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2017 > 2017/02 > El supermercado del fin del mundo

En el sur de Chile, una zona franca heredada de la época de Pinochet

El supermercado del fin del mundo

La necesidad de huir del estruendo del mundo a veces invita a soñar con sus confines: espacios alejados, rincones preservados, islotes de frescor aún impregnados de la pureza de antaño. El extremo meridional del continente americano atrae a viajeros en busca de otros lugares. En medio de grandes espacios, descubren un… supermercado y sus habituales estanterías.

por Georgi Lazarevski, febrero de 2017

“¡Zona Franca: todo lo mejor que ofrece el mundo en un único lugar!”. La frase, anunciada por una voz nasal, resuena en ambas orillas del estrecho de Magallanes. En ese paraje barrido por vientos con fama de provocar locura, las ondas sonoras se introducen en todos los hogares: “¡Más de nueve millones de clientes, 300 millones de dólares de volumen de negocio este año, visítenos!”. Entre dos jingles, la radio desgrana sus eslóganes publicitarios. Todos elogian el mismo lugar: la Zona Franca, esa vasta extensión de centros comerciales erigidos en las orillas del Estrecho, en la ubicación exacta de la “punta de arena” que dio su nombre a la gran ciudad del sur de la Patagonia chilena, Punta Arenas.

Este puerto conoció su época gloriosa a comienzos del siglo XX, antes de la construcción del canal de Panamá. Entonces era un punto de paso obligado para los barcos que unían los (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.