ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2014 > 2014/05 > El Partido Quebequense, castigado por sus errores políticos

TANLO UN AÑO Y MEDIO EN EL PODER

El Partido Quebequense, castigado por sus errores políticos

El independentista Partido Quebequense (PQ), que volvió al poder en 2012, no ha tardado en decepcionar a sus electores. Favorable, como su rival federalista, al librecambio, a la austeridad presupuestaria y a la explotación petrolera, ha tratado de diferenciarse abogando por un nacionalismo cultural agresivo, centrado en la defensa de los “valores quebequenses”. La debacle que sufrió en las elecciones del pasado 7 de abril, ¿marca el fin del proyecto soberanista de Quebec?

por Jean-François Nadeau, mayo de 2014

Debilitado por una prolongada huelga estudiantil, envuelto en casos de corrupción, desgastado por diez años en el poder, el Partido Liberal de Quebec (PLQ) sufrió, en septiembre de 2012, una de las derrotas más duras de su historia. Pocos comentaristas imaginaban entonces que, dieciocho meses después, este infligiría al Partido Quebequense (PQ), su principal rival, su debacle más acerba.

Sin embargo, eso fue lo que ocurrió el pasado 7 de abril. Un mes antes, la primera ministra “pequista”, Pauline Marois, decidió convocar elecciones. Segura de su victoria, esperaba conseguir los escaños de diputados que le faltaban para lograr la mayoría absoluta. Pero contra todo pronóstico, el PLQ, liderado por el médico Philippe Couillard, ganó en la mayoría de las circunscripciones –en setenta de las ciento veinticinco– con una minoría de votos emitidos (41,5%), consecuencia de un sistema de escrutinio uninominal a una vuelta. El PQ consiguió apenas el 25% de los (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.