ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2009 > 2009/08 > El futuro y sus enemigos. Una defensa de la esperanza política

El futuro y sus enemigos. Una defensa de la esperanza política

Daniel Innerarity
Paidós, Barcelona, 2009,
208 páginas, 25 euros.

por Nadia Garate, agosto de 2009

El ser humano es el único en el reino de los seres vivos que sabe que hay futuro. Si los humanos se preocupan y esperan es porque saben que el futuro existe, que éste puede ser mejor o peor y que eso depende en alguna medida de ellos. Pero saber esto no implica que sepan también qué hacer con ese saber. Algo análogo sucede con las sociedades. Buena parte de nuestros malestares y de nuestra escasa racionalidad colectiva se deben al hecho de que las sociedades democráticas no se relacionan nada bien con el futuro. Hay un conflicto de la sociedad actual con el tiempo. La interpretación de la memoria histórica y la reescritura interesada de la historia no son sino síntomas de ese conflicto. El presente está dominado por la cultura de la urgencia, y mientras el espacio se amplía, el tiempo se comprime, en tanto que nuestra relación (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.