ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2016 > 2016/02 > El deporte, nuevo escaparate de Kosovo

Reconocido por el Comité Olímpico Internacional pero no por las Naciones Unidas

El deporte, nuevo escaparate de Kosovo

Desde que proclamó su independencia, en 2008, Kosovo intenta demostrar su viabilidad y su legitimidad. Pero a este territorio enclavado, arrasado por la corrupción y mantenido a flote gracias a la asistencia extranjera, le cuesta obtener un reconocimiento internacional pleno. Para lograrlo, ha hecho del deporte su principal arma.

por Florian Gautier, febrero de 2016

Reconocido como Estado por más de un centenar de países de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Kosovo aún está lejos de llegar a obtener la unanimidad, incluso en la Unión Europea, donde cinco Gobiernos objetan su independencia (entre ellos el de España), así como los medios que le permitieron alcanzarla. Por ejemplo, el pasado mes de noviembre fracasó en su intento de entrar en la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) debido a que no obtuvo el apoyo de las dos terceras partes de los países miembros. En cambio, el 9 de diciembre de 2014 fue admitido sin grandes dificultades en el seno del Comité Olímpico Internacional (COI). Sus dirigentes apuestan por el deporte para ganar legitimidad, ya que el propio COI se convirtió en miembro observador de la ONU en 2009. En las instancias deportivas oficiales del país, se (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.