ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2017 > 2017/09 > El agua que mece el silencio

Narrativa

El agua que mece el silencio

Rose Mary Salum
Vaso Roto,
Madrid, 2016,
90 páginas, 12 euros.

por José de María Romero Barea, septiembre de 2017

Leer la prosa de Rose Mary Salum en El agua que mece el silencio es entrever los intensos destellos de una mecánica disruptiva. Asistimos a la creación del artificio junto a las muchas interrupciones de la creadora mexicana, de origen libanés, que escribe desde algún lugar, cercano o en la distancia, a alguien que puede o no existir. Pero sobre todo hay momentos en los que la profesora de escritura creativa se olvida de sí misma, como hace a menudo Beckett, y encuentra algo interesante o grotescamente divertido en cuestionar su papel de poeta, su verdad o su ficción.

Nada es estable en el texto “La hora”: “El reloj. Apenas dos minutos han pasado, 58 para que la clase termine”. La voz surge desde lo más oscuro mientras se pregunta acerca de su propia existencia o deambula cómica alrededor de sus avatares: su pobreza, su inocencia, su cuerpo, lo mucho que (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.