ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2008 > 2008/04 > Dos propuestas ecológicas del Ecuador

Para luchar contra el cambio climático

Dos propuestas ecológicas del Ecuador

A finales del siglo XVIII, la concentración de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera no superaba las 280 partes por millón (ppm). En los últimos 150 años, esa concentración de CO2 ha subido a 382 ppm. Un nivel desconocido en cuatrocientos cincuenta mil años. Los científicos han determinado que el rango máximo de concentración de CO2, para evitar que el clima global aumente 2 grados centígrados, es de 450 ppm. Pero la concentración de CO2 está aumentando 2 ppm al año, o sea que en poco más de tres decenios alcanzaríamos ese peligrosísimo límite de 450 ppm. Hay que limitar a toda costa las emisiones de CO2. Para lograr este objetivo, el presidente de el Ecuador, Rafael Correa, ha formulado recientemente, en el marco de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) dos atrevidas e innovadoras propuestas.

por Joan Martínez Alier, Kevin Koenig, Lucía Gallardo y Max Christian, abril de 2008

El Protocolo de Kioto concedió a los países industrializados una especie de indulto sobre sus emisiones anteriores a 1990. Es decir, las emisiones históricas de carbono no han sido consideradas, y se ha abandonado el debate sobre “la deuda de carbono”. Además, se dieron generosas cuotas a los países más ricos. Un ejemplo: bajo la “burbuja” europea, España puede aumentar sus emisiones un 15%, aunque per capita está muy por encima del promedio mundial. De hecho, España ha aumentado (desde 1990) casi el 50%, pero no paga ninguna compensación. En cuanto a los mecanismos de “flexibilidad”, Kioto establece un esquema de créditos de emisiones que permite a la mayoría de los proyectos desarrollarse sobre falsas reducciones de emisiones. Mientras eso sucede, los países que conservan los principales sumideros de carbono en forestales o en pastizales, que apenas usan los océanos y la atmósfera para verter emisiones, y que renuncian (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

P.-S.

© LMD EN ESPAÑOL