ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2006 > 2006/11 > Difícil adiós a las armas en el País Vasco

Después de cuatro décadas de violencia

Difícil adiós a las armas en el País Vasco

El 25 de octubre, al acordar un ajustado apoyo –diez votos de diferencia– al diálogo entablado por Madrid con la organización independentista vasca Euskadi Ta Askatasuna (ETA), el Parlamento Europeo no ayudaba mucho a José Luis Rodríguez Zapatero. Se suma a las dificultades el robo de varios cientos de armas de fuego atribuido a un comando de ETA en el sur de Francia, que ha lanzado un jarro de agua fría sobre el delicado proceso de paz.

por Dante Sanjurjo y Véronique Danis, noviembre de 2006

Al término de las conversaciones secretas entabladas en junio de 2005, ETA, responsable de muchos atentados mortales, y el Gobierno de Madrid, salido del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), habían llegado, en febrero de 2006, a un acuerdo de principio, parcialmente revelado por los medios, para iniciar negociaciones de paz. De acuerdo con el modelo del proceso de paz norirlandés, la idea sería separar formalmente negociaciones políticas y cuestiones militares.

El grupo armado clandestino decretó primero el 22 de marzo un “alto el fuego permanente”. Después, el 29 de junio, José Luis Rodríguez Zapatero anunció al Congreso de los Diputados que su Gobierno iba a “entablar un diálogo con ETA” que no abordaría las cuestiones políticas (es decir la independencia del País Vasco). Estas últimas, afirmó, “sólo se resuelven con los representantes legítimos de la voluntad popular”. A continuación agregó que respetará las decisiones que los ciudadanos vascos tomen libremente, en (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

Recuadro

Notas

Recuadro

Cronología