ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2006 > 2006/11 > Hospital público contra hospital empresa

Una ‘contrarreforma’ en nombre de la igualdad de los ciudadanos

Hospital público contra hospital empresa

Por dos veces en el curso de este verano, los médicos extranjeros de los hospitales franceses han hecho huelga: ellos tratan a los enfermos como sus homólogos franceses, pero por una paga menos importante. Este es uno de los síntomas de la degradación de los hospitales públicos. Llega a ser más rentable la amputación de un miembro de un paciente que cuidarlo para prevenir tal operación…¿Cómo salir de esta deriva, contraria a la ética para los médicos y peligrosa para los enfermos?

por André Grimaldi y José Timsit, noviembre de 2006

La crisis del hospital, que regularmente aparece en la primera plana de las publicaciones de actualidad, es, antes que nada, una crisis financiera. Sin embargo, Francia destina el 10% de su producto interior bruto (PIB) a la sanidad, y la mitad de ese presupuesto corresponde a gastos hospitalarios, frente al 6% de hace 30 años. Pero desde sus orígenes el sistema sufre una contradicción estructural entre el financiamiento público y la distribución de los cuidados médicos parcialmente privada: la medicina liberal. Esta contradicción estalló como consecuencia de la falta de ingresos de la Seguridad Social y de una expansión de los gastos ligados al envejecimiento de la población y a los avances de la medicina.

El último intento público de controlar la oferta liberal de los cuidados médicos se remonta al Plan Juppé, en 1995, que terminó en una ruptura entre el principal partido de la mayoría y los médicos. Los (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.