ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2006 > 2006/11 > Engañosa evaluación de los OGM

Bajo la mirada interesada de las multinacionales

Engañosa evaluación de los OGM

Los organismos genéticamente modificados (OGM) son propuestos en la alimentación. Bien sea oficialmente, mediante autorizaciones emitidas bajo la presión de las multinacionales, o clandestinamente, por la contaminación del sector alimentario. En la raíz de este principio de proliferación está la ausencia de evaluación de los efectos de las plantas transgénicas sobre la salud y el medio ambiente con procedimientos independientes.

por Aurélien Bernier, noviembre de 2006

Los internautas que consulten el sitio interministerial que el Gobierno francés dedica a los organismos genéticamente modificados (OGM), podrán descubrir, en el capítulo titulado “Evaluar un OGM antes de autorizar su comercialización”, el siguiente párrafo: “El análisis de los riesgos sanitarios y ambientales es el elemento fundamental y la condición previa para autorizar cualquier comercialización de OGM. Ese análisis se basa en elementos científicos pertinentes y multidisciplinarios, y está a cargo de comités de expertos independientes”. Si esa página fuera sometida al detector de mentiras, los ordenadores comenzarían inmediatamente a hacer sonar sus alarmas. En efecto, ese discurso choca con la realidad de la evaluación de los OGM, que históricamente sólo ha servido –en el mejor de los casos– para ocultar la verdad.

La transgénesis, que apareció en la segunda mitad del siglo XX, es una tecnología totalmente nueva pues permite, por primera vez, introducir artificialmente en una célula una construcción (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.