ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2007 > 2007/04 > Diez estudios sobre la literatura de viajes

Diez estudios sobre la literatura de viajes

Manuel Lucena Giraldo y Juan Pimentel (eds.)
CSIC, Madrid, 2006, 256 páginas

por Pablo Jarauta Bernal, abril de 2007

Cuenta Calvino al inicio de sus Ciudades invisibles que “no es que Kublai Kan crea en todo lo que dice Marco Polo cuando le describe las ciudades que ha visitado en sus embajadas, pero es cierto que el emperador de los tártaros sigue escuchando al joven veneciano con más curiosidad y atención que a ningún otro de sus mensajeros o exploradores”. Occidente prestó iguales oídos al relato de Marco Polo. Por ejemplo, cuando Carlos VI de Francia subió al trono con apenas trece años, su biblioteca ya contaba con cinco ejemplares del Libro de maravillas y con una copia del Atlas Catalán, realizado en 1375 con el fin de ilustrar los viajes del veneciano. Escuchar al viajero, leerlo, recorrer en sus descripciones la sucesión de topónimos, es una tarea a la que el hombre ha dedicado grandes esfuerzos a lo largo de la historia. El límite entre verdad y falsedad (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Acceso gratuito a nuestros contenidos hasta el 12 de abril debido a la situación excepcional provocada por el COVID-19.

NECESITAMOS TU APOYO

La prensa libre e independiente está amenazada, es importante para la sociedad garantizar su permanencia y la difusión de sus ideas.