ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2019 > 2019/01 > Chinos buenos y malos

Un Estado que organiza la calificación de sus ciudadanos

Chinos buenos y malos

Público o privado, local o nacional, individual o sectorial, un sistema de calificación denominado “crédito social” se está desarrollando en China. En su origen, imitaba el sistema estadounidense que atribuye una buena nota a los prestatarios que saldan sus deudas con regularidad. A continuación se extendió a otro tipo de comportamientos, tal y como se plasma en el siguiente reportaje realizado en Hangzhou, sede de la empresa Alibaba, y en las zonas rurales de Shandong.

por Ling Xi y René Raphaël, enero de 2019

La escena tiene lugar cerca de la entrada secundaria del Hospital del Pueblo n.º 1 de Hangzhou, al sur de Shanghái, en la provincia de Zhejiang. La calle está tranquila. Desde hace mucho tiempo, una señora de avanzada edad espera de pie en una acera separada de la calzada por una pequeña barrera que le llega a la altura de las rodillas. Parece que espera un taxi. Hay una sucesión de badenes y los coches, como es el caso de una berlina alemana, circulan despacio. De repente, la señora pasa por encima de la barrera, desciende de la acera, se inclina sobre el capó y salta como una cabra antes de sentarse en el suelo con los brazos cruzados. El joven conductor sale de su vehículo y se acerca, preocupado. A continuación discuten durante una hora, en presencia de enfermeros con aire pensativo y de un policía que pasaba por (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.