ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2020 > 2020/02 > Bailar un “vals” con la censura

Singularidad del cine de Alemania del Este

Bailar un “vals” con la censura

Tras el Muro, todo era feo: armados con esa convicción los dirigentes de Alemania del Oeste destruyeron tras 1990 las infraestructuras culturales erigidas por la República Democrática Alemana. Entre estas, los estudios de cine DEFA. A pesar de la censura, sus directores hicieron aflorar formas nuevas y audaces.

por Bernard Eisenschitz, febrero de 2020

En diciembre de 1965, el Partido Socialista Unificado de Alemania (SED) en sesión plenaria denuncia dos recientes películas de ficción por “falso liberalismo, pesimismo y escepticismo”; más tarde, suspende diez películas en curso de la Deutsche Film AG (DEFA), el estudio cinematográfico estatal, es decir, la práctica totalidad de la producción anual. La posibilidad de una renovación en profundidad del cine, fenómeno que tiene lugar en ese momento por doquier, también en la Unión Soviética y varios países socialistas de Europa, se desvanece. La desconfianza recíproca entre los cineastas y las autoridades es definitiva.

La historia de la censura cinematográfica recorre los cuarenta años de la República Democrática Alemana (RDA), en medio de complejas instancias y motivaciones. Además del buró político, el Comité Central del Partido y el Ministerio de Cultura, del que depende el estudio (el propio presidente del Consejo de Estado, Walter Ulbricht, ve las películas), hay que contar (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.