ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2020 > 2020/02 > El futuro postergado de Rojava

Damasco y Ankara se disputan el enclave sirio

El futuro postergado de Rojava

La retirada, en octubre, de las fuerzas estadounidenses del norte de Siria, permitió al ejército turco atacar Rojava, ese enclave en el que las poblaciones kurdas y árabes tratan de implantar los principios del municipalismo democrático. La suerte de ese territorio depende ahora de las transacciones entre Ankara, Damasco y Moscú.

por Chris Den Hond y Mireille Court, febrero de 2020

El ejército turco está apostado en el noreste de Siria desde el 9 de octubre de 2019, donde controla una franja de 150 kilómetros de largo y 30 kilómetros de ancho entre las ciudades de Tell Abyad y Ras Al-Ain (Serekaniye en kurdo). Tras haber sitiado Afrin y sus alrededores en enero de 2018, ya se encontraba presente más al oeste, impidiendo de este modo la continuidad territorial de esta región kurda políticamente autónoma desde 2013 y conocida como Rojava (“el Oeste” en kurdo), o Federación Democrática del Norte de Siria. Con ello, Ankara amenaza directamente la alianza política y militar establecida por el Partido de la Unión Democrática (PYD), la rama siria del Partido del Pueblo Kurdo (PKK), con las otras dos principales comunidades de Rojava, los árabes y los cristianos siríacos. Esta alianza, bautizada como Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), cuyo brazo político es el Consejo Democrático Sirio (CSD), (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.