ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2005 > 2005/03 > Armenios sin fronteras

Armenios sin fronteras

En el origen de cualquier diáspora se encuentra un acontecimiento traumático. Los armenios sufrieron el primer genocidio del siglo XX en 1915, preparado por las masacres que tuvieron lugar en el periodo de 1894 a 1896 perpetrado durante la Primera Guerra Mundial por los milicianos del partido turco Unión y Progreso, bajo las órdenes de sus dirigentes y con la complicidad de oficiales alemanes encuadrados en el ejército. Dos tercios de armenios de Turquía –alrededor de 1,2 millones– fueron exterminados. Ochenta años más tarde unos 3 millones viven en su República independiente, el doble más o menos está disperso a lo largo del mundo en Oriente Próximo, en Rusia, Europa, Estados Unidos… Es esta memoria de exilio lo que reavivan aquí el escritor Jean-Jaques Varoujan y el fotógrafo Antoine Agoudjian.

por Jean-Jacques Varoujan, marzo de 2005

Es necesario mirar con otros ojos, recomienda Sófocles. Pero, ¿qué hacer frente a determinadas situaciones? Una simple serie de retratos nos sumerge en el dolor. Me veo allí cuando tenía siete u ocho años y eso me desespera. Nunca hubiera querido que muriese, desapareciera, se esfumara en el tiempo ese muchachito de pantalones cortos que fui. Nunca podré aceptar que esa perrita a los pies de mi abuela haya visto lo que vio, sin tener fuerzas para defenderse, ladrarles a los asesinos de su dueña.

Nunca, se dice el hijo del exiliado, veré lo que no vi, aquello de lo que me privaron y que sólo conozco a través de los “se cuenta”, “se recuerda”, “se llora”, “se canta”.

¿Dónde está el error? ¿Dónde está el terrible meollo? En esas calles, esos árboles, esas tumbas removidas, esa multitud que se manifiesta un 24 de abril para proclamar alto y fuerte: ¡murieron para (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.