ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2016 > 2016/10 > Apetito chino, incuria francesa

Patentes, viñedos, marcas, inmuebles...

Apetito chino, incuria francesa

Las inversiones francesas en China son seis veces más importantes que las inversiones chinas en Francia. Mientras que en Pekín nadie se preocupa por una invasión francesa, la codicia del Imperio del Medio asusta a muchos comentaristas en París. Sin embargo, esta afluencia de capitales extranjeros sólo es posible debido a la ausencia de una política industrial ambiciosa.

por Martine Bulard, octubre de 2016

Los chinos, invisibles durante mucho tiempo, hicieron una entrada en el mundo de los negocios en Francia tan señalada como discutida. En unos meses se han apropiado del Aeropuerto de Toulouse-Blagnac, el Club Med, Pierre et Vacances, los hoteles Campanile y Kyriad, el club de fútbol F.C. Sochaux, la casa de alta costura Sonia Rikyel, las marcas de ropa Sandro, Maje y Claude Pierlot, sin olvidar las 1.700 hectáreas de terreno agrícola en el departamento francés de Indre... Así pues, sólo en 2015 se “colocaron” 3.200 millones de dólares (cerca de 2.900 millones de euros) en Francia, el doble que en 2013. ¿Se debe sacar como conclusión de esto que existe un peligro (amarillo) al acecho?

En efecto, el entusiasmo del dragón asiático por el gallo galo es indiscutible. Pero la realidad sigue siendo modesta: las inversiones chinas acumuladas sólo representan... el 2% del total de las Inversiones Directas Extranjeras (IDE) (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.