ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2015 > 2015/01 > Una comunidad histórica

Una comunidad histórica

por Erwan Manac’h y Marie Chambrial, enero de 2015

Turquía cuenta con dos millones setecientos mil gitanos (el 3,6% de la población), según una estimación del Consejo Europeo. Es de lejos la mayor comunidad gitana del continente. En su mayoría sedentarios y urbanos, viven principalmente en las grandes ciudades del oeste del país y son musulmanes. Los primeros testimonios de su asentamiento se remontan al siglo XVII, pero existen textos bizantinos que describen, ya en el siglo IX, a grupos nómadas que practican la adivinación o la magia, procedentes de Asia Menor o de Egipto, designados como “Egipcios” (que derivará hacia el inglés “Gypsies”) o “Romiti” (“hijos de los que gobiernan Roma”). Bajo el Imperio Otomano, sus actividades como comerciantes, a veces prósperos, artistas o soldados, hicieron de ellos una comunidad ciertamente marginal pero respetada. En el siglo XX, se les vigiló con mayor recelo. Empujados a integrarse, los gitanos también fueron, sin embargo, objeto de una segregación urbana (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.