ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2005 > 2005/04 > Relato de Nourredine Belhouari

Relato de Nourredine Belhouari

abril de 2005

Todo comenzó en 1982. Mis hermanos Abdelilah y Mustapha, estudiantes en la facultad Cadi Ayyad en Marrakech eran militantes de la Unión Nacional de Estudiantes Marroquíes (UNEM). A mitad de curso, las visitas de la policía a nuestra casa fueron cada vez en más apremiantes. En noviembre de 1983, Abdelillah fue detenido. No era a él a quien buscaban sino a Mustapha que era dirigente nacional de la organización estudiantil. Abdelillah fue conducido rápidamente a la comisaría central de Guéliz. Tras llevarlo a una oficina situada en el primer piso comienza el interrogatorio. El jefe de policía, Zahidi Youssef, le interroga y los malos tratos se multiplican. Él se acuerda perfectamente de la identidad de sus torturadores. Entre otros los llamados Zarghit y Sghir. A las 11 de la mañana, llega el especialista en “interrogatorios”, Salhi. Como consecuencia mi hermano perderá una parte de audición. El año siguiente Abdelillah será (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.