ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2009 > 2009/11 > La crisis de la prensa escrita

Diarios contra pantallas

La crisis de la prensa escrita

La competencia de los nuevos modos de difusión de la información y del ocio, vía Internet o los teléfonos celulares, así como los diarios gratuitos están causando brutales estragos en la prensa diaria. Los periódicos de pago se hallan al borde del precipicio y buscan desesperadamente fórmulas para sobrevivir. Decenas de ellos están en quiebra, acumulan fuertes pérdidas económicas, derrumbe de la difusión y hundimiento de la publicidad. Muchos están cercenando drásticamente sus plantillas y procediendo a despidos masivos. ¿Qué es lo que agrava tan letalmente la vieja delicuescencia de la prensa escrita cotidiana?

por Serge Halimi, noviembre de 2009

Imaginemos que el mundo ya no estuviera regido por la superioridad de la mercancía y de su precio. El periodista no tendría entonces ninguna razón importante para insistir en que sus artículos continúen siendo impresos sobre papel, transportados después en camiones hacia las distribuidoras o enviados por correo a los suscriptores. Gracias a internet, tendría incluso la ventaja de poder difundir su información, sus análisis, a los lectores del mundo entero; llevarlo a cabo instantáneamente, a menor coste, y a ello agregarle, llegado el caso, sonido, imagen, referencias.

Pero, por una parte, contentarse con eso ahorraría una reflexión referida a la manera de leer, de reflexionar, de retener, que es diferente sobre una pantalla que sobre un papel. Por otra parte, mientras el paraíso de la gratuidad no se extienda a la sociedad entera, no se puede tampoco considerar despreciable el modelo económico que las nuevas tecnologías hacen peligrar, proponiendo ahora (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.