ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2012 > 2012/09 > El Consejo de Europa, herramienta desaprovechada

Suplemento: Una democracia por reconstruir

El Consejo de Europa, herramienta desaprovechada

por Fabio Liberti, septiembre de 2012

El Consejo de Europa, cuya sede se encuentra en Estrasburgo, probablemente sea la organización más desconocida del Viejo Continente. Es fácil confundirlo con el Consejo Europeo –la reunión periódica de los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión– y con el Consejo de la Unión Europea –cuyas múltiples formaciones ministeriales deciden, junto con el Parlamento Europeo, las leyes y los presupuestos de la Unión–. Sin embargo, el Consejo de Europa no tiene nada que ver con la Unión Europea. En efecto, nació en 1949 con el Tratado de Londres, dos años antes del Tratado de París que, en 1951, instituyó la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA), primera etapa de la integración comunitaria instalada en Bruselas. Su composición es asimismo muy diferente, dado que el Consejo de Europa reúne a cuarenta y siete países miembros, frente a solamente veintisiete Estados la Unión Europea (veintiocho en 2013 (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.