Portada del sitio > Mensual > 2012 > 2012/07 > Ecos de un debate

Estudio sobre una auditoría popular

Ecos de un debate

por Jean Gadrey, febrero de 2016

¿Basta con que el Banco Central Europeo (BCE) preste directamente a los Estados? Para algunos, la crisis de las deudas públicas en Europa se acabaría si el BCE prestara a tipos muy bajos a los Estados en dificultades. Esto sería eficaz a corto plazo: los mercados tendrían las manos atadas y se acabaría la especulación sobre los títulos públicos. Pero si no se reducen las desigualdades (revolución fiscal, distinto reparto del valor añadido), si no se recupera el control de las finanzas, los mercados irán a especular a otro lugar: a los bienes inmuebles, a las materias primas, productos agrícolas, divisas, nuevas tecnologías, etc. Habría entonces otros equivalentes de la crisis de las subprime, otras quiebras bancarias y financieras, y otras intervenciones públicas para salvar las finanzas, otras deudas públicas ilegítimas y otros planes de austeridad. En estas condiciones, hasta podríamos imaginar que en cierto momento los poderosos preconicen la (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

NECESITAMOS TU APOYO

La prensa libre e independiente está amenazada, es importante para la sociedad garantizar su permanencia y la difusión de sus ideas.

Artículo anterior

Sadismo económico