ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2004 > 2004/01 > Discretos cambios en México D.F.

Un alcalde fuera de lo común

Discretos cambios en México D.F.

El alcalde de México D.F., Andrés Manuel López Obrador, en sus tres años de gestión ha buscado, en un arduo equilibrio, satisfacer las demandas de seguridad y embellecimiento de la ciudad de las clases más pudientes, y las prioridades de los más pobres prometidas durante la campaña. Su eficacia y popularidad hacen de él un posible futuro candidato presidencial.

por Ixchel Delaporte, enero de 2004

Situada en Santa María la Rivera, barrio popular de México cerca del centro histórico, la calle del Nogal tiene un aire de fiesta. Globos de todos los colores cuelgan a lo largo de las casas. Hace cerca de cincuenta años que el vecindario esperaba el arreglo de la callejuela. Bajo un cielo gris, una multitud entusiasta asiste a la inauguración de la arteria, antes intransitable, que el alcalde de la ciudad de México, Andrés Manuel López Obrador, ha venido a bautizar. “Las casas se amontonaban cada vez más, relata Francisco, un vecino, y reinaba una gran inseguridad, a pesar de que nuestro barrio es tranquilo”.

La personalidad de López Obrador, elegido el 15 de diciembre de 2000, con la etiqueta del Partido de la Revolución Democrática (PRD), es diferente de las figuras políticas clásicas. Aunque, como la mayoría de los dirigentes mexicanos, viene del Partido Revolucionario Institucional (PRI) -que estuvo en (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.