ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2010 > 2010/04 > Australia, la potencia discreta

El mundo visto desde canberra

Australia, la potencia discreta

El primer ministro australiano, Kevin Rudd, sin dejar de cumplir el tradicional compromiso de su país con Estados Unidos, ha rechazado incrementar su contingente militar en Afganistán. Desde su llegada al poder, en diciembre de 2007, su política exterior se ha dirigido a mejorar las relaciones con sus vecinos asiáticos, deterioradas durante el mandato de su predecesor en el cargo, el conservador John Howard.

por Olivier Zajec, abril de 2010

Australia, que aparece como “una nota al pie de página” en las proyecciones cartográficas Mercator, ¿existe geopolíticamente? Se podría dudar, es tan “Down under” (“en alguna parte allá abajo”, sobrenombre irónico utilizado por los australianos en referencia a la posición de su país sobre el planisferio) que sólo logra, en el mejor de los casos, suscitar un interés amable por parte de los analistas de las relaciones internacionales. No es una nación nuclear, no forma parte ni de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), ni de la Asociación de las Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), ni de la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS) y no se cuenta entre los “BRIC” (acrónimo para Brasil, Rusia, la India, China) ¿será acaso una no-potencia?

Este país, el sexto Estado más vasto del mundo, sólidamente instalado entre los quince más prósperos del planeta, distinguido por tener el tercer mejor Índice de Desarrollo (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.