ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2017 > 2017/12 > Ataques contra los docentes marxistas

Ataques contra los docentes marxistas

por Anne Vigna, diciembre de 2017

En 2016, un movimiento de ocupación de los institutos que exigía más recursos para la educación polarizó el país. Llegó hasta mil institutos en el mes de octubre. Apoyado por los sindicatos y las formaciones políticas de izquierdas, la derecha lo presentó rápidamente como la ilustración de la “infiltración de la ideología marxista” (según el senador Ronaldo Caiado) en las escuelas. Las organizaciones llamadas “ciudadanas” contrarias al Partido de los Trabajadores (PT), entonces en el poder, y sus representantes políticos desempolvaron una propuesta de ley de 2004 titulada “La escuela sin partidos”. Este proyecto, que pretende luchar contra los “abusos de la libertad de enseñanza”, consiste en colocar en cada clase de Brasil una placa (de noventa centímetros de alto por setenta de ancho) que describe los “deberes del profesor”, con un número de teléfono gratuito y anónimo para que los alumnos puedan denunciar a los profesores que buscarían “adoctrinarlos” (sobre cuestiones políticas, religiosas o ligadas a la orientación sexual). Aunque el Tribunal Supremo haya declarado la inconstitucionalidad de este proyecto de ley, el texto se ha vuelto a presentar en la Cámara de Diputados en Brasilia, así como en ocho estados y diez ciudades. No ha adquirido la fuerza de ley en ninguna parte (salvo en Alagoas, a pesar de su inconstitucionalidad); no obstante, varios profesores han sido sancionados por sus superiores –cuando no son los padres o los alumnos quienes los “denuncian” a los militantes conservadores–. Una de las figuras del MBL, el concejal en São Paulo Fernando Holiday, se preocupó por verificar si los docentes “adoctrinaban a los alumnos con ideas marxistas”, como explica al exponernos su proyecto. Sus “visitas sorpresa” a las escuelas, grabadas y retransmitidas en las redes sociales, se vieron interrumpidas por una denuncia, interpuesta por un diputado de izquierdas de São Paulo, Carlos Giannazi. “No solo no le corresponde controlar a los docentes, sino que, además, se inventa a profesores marxistas con el objetivo de provocar una caza de brujas que puede ser peligrosa”, nos explica. El 21 de agosto, en la ciudad de Indaial (estado de Santa Catarina), la profesora Marcia Friggi fue agredida por uno de sus alumnos. Su cara ensangrentada conmocionó al país. Pero, en las redes sociales, algunos consideran que “el alumno no ha golpeado a esta izquierdista con la suficiente fuerza”.

Anne Vigna

Periodista.