Portada del sitio > Mensual > 2011 > 2011/03 > Agitación en Sudán tras la secesión del Sur

Rumores de golpe de Estado, falta de preparación y acuerdos inciertos

Agitación en Sudán tras la secesión del Sur

“Apoyaremos al nuevo Estado del Sur y favoreceremos su estabilidad, pues somos vecinos y seguiremos siendo amigos”, declaró el presidente sudanés Omar al-Bashir el pasado 25 de enero. Unos días antes, la población local había votado en masa a favor de la independencia. Esta división “amistosa”, inédita en África, pretende poner punto final a décadas de conflictos. Pero deja pendientes varios elementos clave de la estabilidad regional: el reparto de la renta petrolera y la delimitación de las fronteras.

por Gérard Prunier, marzo de 2011

El histórico referéndum que se llevó a cabo en Sudán del Sur del 9 al 16 de enero marca un giro, no sólo en la historia de este país desgarrado por las guerras civiles desde hace medio siglo, sino también para el continente africano en su conjunto: por primera vez, fue cuestionado el sacrosanto principio de la intangibilidad de las fronteras provenientes de la colonización.

Desde 1963 y tras la creación de la Organización de la Unidad Africana (OUA), se admitía que las delimitaciones –a veces absurdas– impuestas por las potencias coloniales entre 1885 y 1926 no serían cuestionadas. Una sola alteración fue reconocida: la independencia de Eritrea en 1993. Pero la excepción no era más que aparente, porque en realidad se trataba de un territorio colonizado por Italia, después confiado por las Naciones Unidas (ONU) a Etiopía en 1952.

Por su parte, los intentos de secesión de Katanga (Congo) en 1961 (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

NECESITAMOS TU APOYO

La prensa libre e independiente está amenazada, es importante para la sociedad garantizar su permanencia y la difusión de sus ideas.