ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2012 > 2012/07 > Absurda privatización

Nacionalización de la filial argentina de Repsol

Absurda privatización

por José Natanson, febrero de 2016

Desde su fundación en 1922, Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) ha tenido múltiples configuraciones. Su capital, más o menos abierto al sector privado, permaneció siempre bajo el control mayoritario del Estado argentino. Esta situación se mantuvo hasta la llegada al poder del peronista de derechas Carlos Menem, el dirigente más neoliberal que haya conocido Latinoamérica. En 1992, en una primera etapa, Menem transfirió la propiedad de los recursos naturales del Estado federal a los Estados provinciales; una medida apoyada por Néstor Kirchner, por entonces gobernador de Santa Cruz. Más adelante, hacia el final del Gobierno de Menem y frente a las necesidades de financiación del Estado, afectado por la crisis asiática de 1997 y por la devaluación en Brasil en 1999, YPF fue privatizado por completo. A fin de optimizar los ingresos, el Gobierno de Menem descartó la idea de vender de forma fraccionada las acciones de la sociedad, lo que (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.